h1

La primera lamparilla del Uruguay.

Reemplazando el candil

por la luz eléctrica.

 Uno de los hechos que más nos refuerza la idea de que este establecimiento de la Liebig’s en Fray Bentos trabajaba con los primeros adelantos tecnológicos, es el de la introducción de la energía eléctrica.

“Se colocaron sesenta lámparas y picos idénticos a los del gas en la playa de matanza, en el galpón de la fabricación del extracto, en los salones que ocupa la escuela y el club. Antes de haber adquirido toda su intensidad se midió aquélla, dando un resultado igual a la luz de diez y nueve velas de estearina por cada lámpara o pico”, dirá en agosto de 1883 el diario “El Ferro-Carril” de Montevideo. El mismo órgano de prensa opinará días después que “Al Departamento de Río Negro le cabrá la gloria de ser el primero de la República donde se haya reemplazado el candil y la lámpara de kerosene por la luz eléctrica, una de las grandes conquistas del progreso humano”.

Vale decir que recién a mediados de junio de 1886, Montevideo, la capital del país contará con el mismo adelanto, inaugurándose con diez picos de luz en la Plaza de la Constitución.

A %d blogueros les gusta esto: